El Aljibe-Pozo del conocimiento – Apadrinazgos

El „Aljibe-Pozo del conocimiento“ es un proyecto que ha comenzado en el año 2007, y su objetivo es crear condiciones para la escolarización de los niños de África y Latinoamérica.

Uno de los problemas básicos y la causa de la pobreza en estos países, es la falta de educación de sus habitantes. Sin conocimiento de cómo poder cambiar y mejorar sus vidas y su entorno, la población no tiene posibilidades de influir en la situación en la cual se encuentra, la cual es frecuentemente muy difícil y al parecer, sin esperanza.

Mientras que los niños en los países desarrollados diariamente asisten a la escuela y se preparan para un futuro, para adquirir un conocimiento del mundo en el cual viven, millones de niños del resto de los países se ven obligados a trabajar duro con el fin de ayudar a sus propios padres en el cuidado de la familia o simplemente alimentarse ellos mismos, ya que son huérfanos.

En tales circunstancias, una educación es algo que solamente sueñan. Sin dinero para útiles escolares, uniforme, libros, inclusive para una silla y un escritorio, los niños no tienen las condiciones para asistir a la escuela, y la realidad más triste es que sin comida no se puede estudiar ni avanzar. Para hacer posible una salida de este círculo vicioso y de la miseria de los niños de los países pobres, y para darles condiciones para una educación, el cual es el primer paso hacia un mejor futuro, hemos puesto en marcha un proyecto de apadrinazgos bajo el nombre de “El Aljibe-Pozo del conocimiento”.

El proyecto incluye beneficiarios-padrinos de Croacia y países limítrofes, los cuales con su ayuda financiera permiten la escolarización de los niños de África y de Latinoamérica. Con el pago de 120 Euros se posibilita la total escolarización de un niño por el plazo de un año (matrícula, útiles escolares, libros y una comida al día).

Luego del pago, el dinero se envía a la persona responsable del proyecto del país en el que se opera. Éstos son generalmente misioneros católicos croatas (sacerdotes y religiosas) y voluntarios de Aljibe-Pozo. Ellos están familiarizados con la situación en el lugar de misión, como así también de la situación de vida de los niños en su propio entorno, y son responsables de la inscripción de los mismos en la escuela y del seguimiento de sus tareas y éxito.

Luego de la inscripción del niño en la escuela, el padrino-benefactor recibe información sobre su ahijado (el niño al cual le facilitó la escolarización) y una fotografía del mismo. El apadrinazgo se renueva anualmente por el pago acordado al inicio. Si el padrino deseara brindar una escolarización por más de un año al mismo niño, el apadrinazgo se renovará cada año durante el mismo mes en el cual se realizó el primer pago. En caso de que el mismo no se renueve a tiempo, se encontrará un nuevo padrino para que se pueda continuar con la escolarización.

Es importante tener en cuenta que existe la posibilidad de que no se encuentre al niño que se escolariza al año siguiente en el listado de apadrinazgos, y esto puede ser debido a una mudanza a un lugar en donde no exista este tipo de sistema, o porque los niños deben trabajar en sus casas (ésto sucede en las familias numerosas, ya que para los padres se hace difícil mantener a todos sólo con su trabajo), u otras razones. Por lo tanto, es posible que el padrino encuentre que el año siguiente estará ayudando en realidad a otro niño.

Mediante el proyecto “Aljibe-Pozo del conocimiento”, hemos posibilitado escolarizar a 840 niños de África y de Latinoamérica. Con una acción en comunidad ayudamos a las generaciones más jóvenes a construír un futuro mejor, no solamente a corto plazo sino a largo plazo, a través de la esperanza en un mañana mejor.

Para mayor información, favor de escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ¡Muchas gracias!

Proyectos

MEDITACIONES BÍBLICAS

  • XII Domingo Ordinario
    XII Domingo Ordinario        

     

    Top of Form

    • Primera lectura


    Zacarías 12:10-11; 13:1
    10 derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí.

    in Meditaciones bíblicas

{lang hr}Kako bi vam omogućili bolje korisničko iskustvo, ova stranica pohranjuje kolačiće (cookies). Nastavkom pregledavanja stranice slažete se sa korištenjem kolačića.{/lang}{lang en}This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies.{/lang}{lang es}Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegar por el sitio, usted acepta el uso de cookies.{/lang}