Testimonios de las Misiones

MEDITACIONES BÍBLICAS

  • XIV. Domingo Ordinario

    En el Evangelio, Jesús nos invita a tomar su yugo sobre nosotros y aprender de Él la mansedumbre y la humildad. Sus enseñanzas y su ejemplo son su yugo. Es dulce y fácil. Estamos sujetos a una naturaleza que usa todo para obtener algún beneficio y la gloria. Desde un punto de vista de las personas naturales y carnales, el yugo de Jesús es imposible de soportar.

     

    in Meditaciones bíblicas

{lang hr}Kako bi vam omogućili bolje korisničko iskustvo, ova stranica pohranjuje kolačiće (cookies). Nastavkom pregledavanja stranice slažete se sa korištenjem kolačića.{/lang}{lang en}This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies.{/lang}{lang es}Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegar por el sitio, usted acepta el uso de cookies.{/lang}