Zdenac - Pokret Misionara Milosrđa - Cuentos espirituales

MEDITACIONES BÍBLICAS

  • II. Domingo de Cuaresma B

    Un paso personal y colectivo para separar y sacrificar mi "seguridad", mis alegrías terrenales, todo lo que se interpone entre mi y Dios, que es la única seguridad y plenitud. Ver a mí mismo en la forma de Jesús transfigurado, con túnicas blancas brillantes. AQUÍ ESTOY, Dios, para hacer tu voluntad con amor. Aquí estoy, en todas las situaciones y las circunstancias de mis hábitos, del apego a la seguridad y alegría espiritual y material; aquí estoy para sacrificarlos ante Ti, porque eres MI AMADO PADRE.

    in Meditaciones bíblicas